Cabra Domingo, 30 de abril de 2017

  

HERMANDADES
El Egabrense Antonio Rascón, nombrado Comendador de la orden O. S. M. T. J.
RINCÓN LITERARIO
RINCÓN LITERARIO |
No sé, dímelo tú


Fran Zurera. Historiador.
Lunes, 13 de agosto de 2012 (12:48:53)

0 Comentarios - 1.301 Visitas - 351 Imp.

     
  
  En su boca, la colilla de aquel cigarro que se acabó muy pronto en la mañana fría. En sus manos ajadas, un entumecimiento feroz, una artrosis galopante. Sus huesos calados del rocío de la aurora temprana y su mirada cargada de odio, de profunda repugnancia ante aquellos que pululando por entre los bancos de madera, se arrodillaban ante una imagen que para él, era un signo flagrante de auténtica avaricia, de una inmensa corrupción, de podredumbre humana. Un pedazo inservible de madera, bellísimo en las formas, inútil para todo lo demás, salvo para ser el grillete que seguía manteniendo esclavizada y en minoría de edad a una población que prefería creer en algo después de la muerte para no atreverse a pensar que era en esta vida, la única verdadera, en la que debían de vivir.



Reía, pues a ráfagas cruzaban zumbando por su mente aquellas palabras que una vez pronunció, en algún lugar indeterminado; palabras que decían algo así como: ¡cobardes que no hacéis sino rezar para que vuestra conciencia agria y enfermiza os deje dormir unas cuantas horas por la noche! ¡Imbéciles que adoráis ídolos de madera, sois tan necios que el profundo asco que os tengo solo se ve en igualdad con la pena que me dais…!



-La verdad sea dicha que para ser un vagabundo que huele mal, es un vago y dedica los días a no hacer nada, tus pensamientos son profundos-



Al alzar la vista, pudo ver a aquel personajillo de rostro indeterminado que sentado a su lado había proferido esas palabras.



-Disculpe si he hablado en voz alta, no quería turbar su sosiego espiritual pero ¿Quizás usted, buen hombre, es un enviado de Dios? ¿Acaso me encuentro ante uno de esos cuervos que amparados en la santidad de su sotana negra cometen los mayores de los ultrajes atentando contra las palabras del mayor invento de todos los tiempos?- su tono irónico salpicó las paredes del templo- Sabe, si usted es cura, no se moleste conmigo, piense nada más que son las palabras de un borracho y loco sin hogar, apártese de mí, solo estoy aquí por cabezonería, por terco mejor dicho, una vez me propuse que, como no tenía que hacer nada en esta vida, me iba a dedicar a venir todos los días a esta iglesia, sentarme en este banco y ser más egoísta aún de lo que he sido y soy, pidiendo a nuestro querido señor que ya que se supone creo en su obra, baje hasta mi lado y me conceda todo lo que pido, ya que, si bien es cierto lo que nos sermonean gente como usted, tan solo creyendo en su palabra sentiré su gozo inmenso y seré bendecido. Esto último mejor, prefiero que no lo haga, interceda usted por mí pater y que el alma mater de esta megaempresa me de las riquezas terrenales que le ruego y lo demás lo reparta a otro infeliz, todo ello si quiere usted, que se salte la burocracia, es decir, que no pase por las manos de obispos, arzobispos, cardenales y sobre todo del Papa, a ese vamos a dejarlo en paz que para calzarse los zapatos con bordados de oro tiene el pobre que tirarse media mañana-



El personaje de su lado soltó una risa estruendosa pero al parecer a ninguno de los concurrentes del templo les molestó, algo verdaderamente extraño, debido a que al más mínimo ruido volvían la cabeza y sonaba siempre un reprobatorio shihhhhhhhhhhhhhhh.



-¿Y cómo llevas tu petición?-



-Pues la verdad que tras años y años, sigo durmiendo en la calle entre cartones, mi ropa cada vez huele peor, creo que empiezo a tener sarna y los piojos casi ni me los noto pero siguen ahí, así que puede pensarse que sigo igual-



-¿Si estás aquí es porque crees en Dios no?-



-¿Dios? Claro que creo en Dios, por eso estoy aquí. Eh Bueno, a un cura dicen que no se le puede engañar que eso es pecado y yo ya tengo una colección importante. Estoy aquí, no por mi creencia, estoy aquí para ver si se digna a bajar y me explica por qué cumpliendo lo que dicta no me hace ningún jodido favor-



-¿Y baja?-



-De ninguna de las formas, ni exigiéndoselo, ni pidiéndoselo por favor. Nada. Que no quiere ni escucharme. Está ahí parado, a lo suyo. Y yo aquí día tras día, rogando, dándome golpes de pecho, comprometiéndome a ser bueno, pero tampoco. Y mira que incluso he prometido no comer carne los viernes-



-¿Consigues no comer carne los viernes?-



-¿Le puedo tutear?-



-Claro que sí…-



-Macho, me propongo lo de la carne, pero fíjate bien en mí, soy vagabundo, y los viernes es día de ofertas en los super, lo intento pero la tentación me puede más, piensa que es el único día en el que me puedo poner las botas con chorizo o mortadela…-



Otra vez la risa de aquél hombre resonando entre los muros de la iglesia.



-Este Dios en el que crees, no perdón, al que ruegas, parece que tiene un sentido del humor bastante peculiar-



-¿Sabes? Hubo una vez un escritor italiano, creo recordar que se llamaba Giovanni Guareschi, que lo retrataba bastante cómico y cercano a las personas, muy campechano como se dice por aquí, pero la verdad sea dicha, creo que será el hambre y el dolor de estomago que tengo día sí y día también el que me hace verlo como una burda mentira, por eso me empeño en venir aquí y demostrarme en persona que no es más que la miseria de esta moribunda humanidad la que ha encumbrado sus miedos recubriéndolos de magnificencia y pan de oro, mientras la gran mayoría se muere de hambre. ¡Pero si es que con la que está cayendo vienen más vagabundos a la iglesia por tal de comulgar y tomar el vino para calentarse el estomago! Y eso me revienta que no veas, por favor, que tengan una poquita más de dignidad y orgullo de vagabundos, que por una crisis como esta, ea, nos venimos a comer hasta las piedras casi, ya ni para ser vagabundo se tiene criterio.



-Pero entonces dime ¿Crees en él?-



-Creer… ¿se puede creer en alguien que siendo, supuestamente omnipotente, no impide el mal?, si es así, creo que tiene una manera extraña, macabra y sádica de jugar con nosotros. ¿Se puede creer en alguien que cuando suceden actos de grandeza, actos bellos es por su causa y si ocurren al contrario no es por su culpa, es por la culpa del hombre? Dime, ¿Se puede creer en alguien que deja que mueran miles de niños y no hace nada contra los propios que lo adoran, veneran y difunden su mensaje vestidos con alhajas de oro, finas telas y comiendo en restaurantes de lujo?-



-No sé. dímelo tú…-



-Pater, creo que la abstinencia le aturulla el cerebro y por eso sigue en este mundillo. No se puede creer en él, si fuese así estaríamos ante un ser todopoderoso con los caprichos de un niño, al que le importa muy poco quién sufra y quién se enriquezca o no. Tal es así, que después de enviar a su hijo, destrozar el templo y expulsar a los usureros. Los únicos que viven bien en el paraíso terrenal son los que han seguido sus pasos, y joder, es una triste guasa esto, que por lo que esa gente roban, yo podría comer un año-



-Hijo yo creo que Dios está aquí, que son los propios hombres, entre ellos, los que viven de su palabra, los que han transformado su vida, su mensaje, su ética. Sus palabras no son esto que vez, no iba con oro, no quería riquezas, su vida es muy distinta a la que se ha representado y manipulado en los textos que llaman oficiales…-



-Pater si hay algún Dios por aquí, entonces que me perdone pero hasta que se digne a entablar una conversación con este que habla, seguiré creyendo que es una fábula que alguien en su sana ignorancia creó una vez, la pena es que al pasar de persona en persona, se creó tal falacia que ahora no hay quién la derribe-



No se había dado cuenta pero el mediodía se mostraba en todo su esplendor. Los rayos cálidos inundaban la iglesia, el incienso creaba un ambiente cargado, caluroso. Salió por la puerta principal y al recibir los cálidos rayos en la cara notó una gozosa tranquilidad, para él, seguía un día más, en el que pensar que al día siguiente seguiría conversando en el templo con la misma serenidad y su verdad intacta.

 












COMENTARIOS

     ...........................................................................................

Recuerde desmarcar "Publicar en Facebook ", que por defecto no se puede deshabilitar por nuestra parte, para que su actividad social en cabrainformacion.com no se se refleje en SU historial social de facebook

     ...........................................................................................

AVISO SOBRE EL SISTEMA COMENTARIOS
Desde CabraInformacion creemos que el sistema de participación debe ser más social, por ello, se ha sustituido el antiguo sistema de comentarios por uno vinculado a la red social FaceBook, próximamente otras redes.




Noticias mas recientes Noticias mas visitadas Noticias mas comentadas Últimos comentarios  





| CABRA (CÓRDOBA) | CONTACTO | LOCAL | PROVINCIA | GALERIA FOTOGRÁFICA | TELÉFONOS | TARIFAS PUBLICIDAD | AVISO LEGAL

Edición y Diseño: AR COMUNICACIÓN E IMAGEN; Quejas e Insultos: gDevelop Entertainment
Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial del material gráfico, informativo y publicitario contenido en este medio salvo autorización previa.

2008/2012 © CABRAINFORMACION.COM
Powered by Trilce
gDevelop mini