Cabra Domingo, 21 de diciembre de 2014

     

HERMANDADES
Celebrado el acto de Cruzamiento e Investidura de los nuevos Hermanos Templarios
OPINIÓN

OPINIÓN |
Democracia en riesgo de derrumbe


Juan Francisco Garrido Jiménez. Militante de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC)
Martes, 12 de marzo de 2013 (12:36:28)

0 Comentarios - 433 Visitas - 118 Imp.

     
  
Después de casi 35 años nuestro edificio democrático posee importantes fracturas y grietas por las que se cala un caudal de injusticia, empobrecimiento y sufrimiento. Y es que sin una buena cimentación no hay proyecto de sociedad y de convivencia verdaderamente humano.


La igualdad, un cimiento clave, no es que esté tocada por la actual crisis, que lo está, es que ya desde la transición democrática el edificio se comenzó a construir defectuosamente. Nuestra transición no fue, como tantas veces se nos ha insistido, un proceso modélico. Nuestra democracia nació con una importantísima influencia política de poderosos grupos empresariales y financieros. Grupos que consiguieron mantener los mecanismos de protección de sus intereses surgidos en el franquismo. Una situación que en todos estos años se ha mantenido. “Así, todavía a finales de 2006 sólo una veintena de grandes familias eran propietarias del 20,14 por ciento del capital de las empresas del Ibex-35 y una pequeña élite de 1.400 personas, que representan el 0,0035 por ciento de la población española, controla recursos que equivalen al 80,5% del PIB.” (Navarro V., Torres J. y Garzón A.: Hay alternativas. Propuestas para crear empleo y bienestar social. Sequitur. ATTAC España. 2011)



Pero, además, en estas décadas no hemos conseguido configurar instituciones económicas, laborales y sociales verdaderamente democráticas que apunten a la igualdad. Pensemos, por ejemplo, en el mercado de trabajo, en el sector financiero o en el sistema fiscal. El primero ha sido y sigue siendo un camino, bajo el estandarte de la lucha contra el paro y de la búsqueda de la competitividad, de flexibilización del empleo y abaratamiento de los costes laborales y, por tanto, de precariedad y de trasvase de rentas del trabajo a las rentas empresariales. Lo que ha supuesto construir un mercado laboral que elimina derechos, que no crea empleo decente y que está empobreciendo a amplios sectores del mundo obrero.



En segundo lugar, el sector financiero ha mantenido un poder y una influencia decisiva sobre el conjunto de la economía y de la sociedad. Hasta el punto de convertirse en un sector “sistémico”, decisivo para nuestro proyecto de convivencia y organización social. Si el poder financiero falla, se nos ha dicho, todo el edificio se derrumba. Y en plena crisis, bajo este argumento, se han entregando elevadas cantidades de dinero público, de nuestro dinero, a este codicioso y usurero poder. Pero es más, un poder que está estrangulando, a través de la deuda, la función del Estado como garante de derechos básicos para la población –a la salud, a la educación, a la jubilación…-.



Y, en tercer lugar, el sistema fiscal no ha supuesto en estos años de democracia un camino de redistribución de la riqueza y, por tanto, de igualdad. Las familias más ricas de nuestro país nunca han visto con buenos ojos, a pesar de sus ventajas fiscales, pagar impuestos. Incluso, muchas de ellas, defienden su patriotismo evadiéndolos.



Realmente, nuestra democracia se ha ido construyendo sobre un importante déficit social y una profunda desigualdad. El reconocimiento de derechos sociales ha sido tan tímido en estos años y con todo un vendaval de políticas neoliberales en contra, que cuando la crisis ha arreciado, se ha resquebrajado.



Otro cimiento fundamental que ha fallado es el de la libertad y el carácter de sujeto activo de la ciudadanía. La democracia española supuso un cambio radical a favor de las libertades individuales y colectivas.  Pero es necesario que nos preguntemos cómo se ha ido configurando en estas décadas esa libertad y la capacidad de la ciudadanía de ser sujetos activos en esta democracia. Esa libertad está siendo muy deficitaria para muchos sectores de la población. No hay plena libertad ni capacidad de ser sujeto de tu vida personal y social, si no hay igualdad real, si los derechos personales y sociales no están reconocidos. ¿Qué libertad puede ejercer una persona sin empleo y sin recursos? ¿O una persona amenazada por un empleo precario o una deuda que no puede afrontar? La libertad se ha ido construyendo desde la manera economicista de entenderla: somos libres para elegir y consumir, al igual que los bienes y los servicios, las opciones políticas que te prometen representación y en las que delegas tu responsabilidad. Nuestra democracia se ha construido sobre una visión de la libertad profundamente individualista que ha vaciado de contenido la capacidad de ser sujetos activos, sujetos políticos y comprometidos en nuestra vida social.



Durante estos años se ha producido un importante proceso de despolitización ciudadana. La política se ha ido percibiendo como algo ajeno y externo a las personas. Como una cosa de la clase política. Nuestra libertad y nuestra capacidad de ser protagonistas la hemos puesto en manos ajenas. Cuando esto ocurre, la democracia pone el acento especialmente en los procedimientos de elección y representación pero no en lo sustancial, en los contenidos, en el reconocimiento de derechos personales y sociales y en los mecanismos reales de participación directa y de control por parte de los ciudadanos.



Edificar una democracia sobre los cimientos de la igualdad, la libertad y el carácter de sujeto de la ciudadanía necesita mucha mano de obra. El riesgo de derrumbe de la actual es muy alto y, lo peor de todo, siempre son los pobres los que pagan.

 












COMENTARIOS

     ...........................................................................................

Recuerde desmarcar "Publicar en Facebook ", que por defecto no se puede deshabilitar por nuestra parte, para que su actividad social en cabrainformacion.com no se se refleje en SU historial social de facebook

     ...........................................................................................

AVISO SOBRE EL SISTEMA COMENTARIOS
Desde CabraInformacion creemos que el sistema de participación debe ser más social, por ello, se ha sustituido el antiguo sistema de comentarios por uno vinculado a la red social FaceBook, próximamente otras redes.




Noticias mas recientes Noticias mas visitadas Noticias mas comentadas Últimos comentarios  





| CABRA (CÓRDOBA) | CONTACTO | LOCAL | PROVINCIA | GALERIA FOTOGRÁFICA | TELÉFONOS | TARIFAS PUBLICIDAD | AVISO LEGAL

Edición y Diseño: AR COMUNICACIÓN E IMAGEN; Quejas e Insultos: gDevelop Entertainment
Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial del material gráfico, informativo y publicitario contenido en este medio salvo autorización previa.

2008/2012 © CABRAINFORMACION.COM
Powered by Trilce
gDevelop mini