DEPORTES | Fútbol Base
El C. D. Cabra de Fútbol Base sigue sumando victorias y consolida su puesto en la clasificación
La igualdad se mantuvo en el rectángulo de juego hasta que Antonio Jesús consiguió el gol de la victoria para los egabrenses en un duelo muy disputado por parte de ambos equipos

Manuel Molina - Martes, 29 de enero de 2013 (23:43:58)


Nueva victoria del Club Deportivo Cabra de Fútbol Base con una demostración de madurez, saber estar y sobre todo paciencia. Así podemos resumir este triunfo a domicilio, conseguido en esta ocasión en el Municipal de Montalbán, donde el titular del mismo pudo comprobar como pasaba por su casa un auténtico equipo de fútbol, y no es que ellos no lo fuesen, que también, dado el sentido que dan a su juego, el apostar por el toque … pero que en esta ocasión sucumbieron ante la madurez defensiva que estos jóvenes jugadores egabrenses están cogiendo día tras día. El único gol del encuentro lo conseguiría Antonio Jesús por parte de los visitantes a pocos minutos para la conclusión del interesante choque.

Siguen sumando los jóvenes jugadores del Cabra Fútbol Base, y en esta ocasión demostrando una templanza y madurez propia de categorías más avanzadas. Y es que las cosas no comenzaban bien, Juanma se caía de la convocatoria tras no superar la prueba inicial en el calentamiento, debido a un esguince de tobillo producido el jueves en un entrenamiento, el madrugón del viaje y la extraña hora de comienzo (10:00 de la mañana del domingo) y sobre todo la recuperación por parte del MONTALBÁN de jugadores importantes para su forma de jugar, sobresaliendo en este apartado su central Estepa , hacían vaticinar un partido difícil, de muchísimo esfuerzo y compañerismo, de tener paciencia y que pese al resultado de la ida 6-0 para los egabrenses, tener la suficiente madurez para ganar a lo largo de ochenta minutos y saber que no hay nunca dos partidos iguales.



Y así fue, una primera mitad donde el dominio alternó en ambos conjuntos, llevándose las ocasiones mas claras de marcar el conjunto del CD CABRA que en sendos contragolpes, primero DANI a puerta vacía y después FRAN en un mano a mano con el  portero local, no supieron culminar las jugadas. El MONTALBÁN solo inquietaba a Rafa en jugadas a balón parado, pero la sobriedad defensiva de los visitantes hacían despejar cualquier duda debido a la estatura, pues es cierto que el conjunto montalbeño cuenta en sus filas con varios jugadores corpulentos que podían aprovechar sus centímetros de más en córner y faltas, pero una vez más la extraordinaria situación y colocación de los visitantes, desbarataban cualquier acercamiento.



La segunda mitad si vimos ya al conjunto egabrense que venimos contemplando semana tras semana, a pesar de algunas imprecisiones en el pase, a pesar de algún que otro momento de relajación, pero que comenzó a tocar y tocar, a superar en el centro del campo al rival, a surtir de balones a las bandas, con un fantástico CALAHORRO que reaparece con mas fuerza que nunca después de muchas semanas en el dique seco por lesión y con un MONTES !que jugador¡ que pequeño de estatura pero grande de cualidades dio toda una lección de fútbol en como sujetar a los centrales, para crear espacio libre a sus espaldas, en como bajar el balón y en como jugar de cara a sus compañeros.



Tuvo que ser en una de ellas cuando Montes bajando un balón que venía llovido, la dejó de cara a Salamanca, quien vio el desmarque de ruptura de Calahorro a la espalda de su defensor, quien aprovechó el pase milimétrico para colocar el balón por delante de los dos centrales donde Antonio Jesús llegando por sorpresa desde la segunda línea, conectaba el remate al fondo de las mallas, haciendo estallar de alegría a todos sus compañeros en una auténtica acción colectiva apoyada en una excelente definición. Un gol de  los que cualquier entrenador debe sentirse orgulloso de ver como en el examen se aplica lo aprendido en el tema semanal.



De ahí al final, los locales apretaron moviendo piezas pero los visitantes no iban a dejar escapar la oportunidad, pues mucho esfuerzo les había costado doblegar a los montalbeños y sin complicaciones destruían cualquier acercamiento.



Al pitido final, alegría inmensa por esta nueva victoria que los hace seguir una semana más ocupando puestos de ascenso y resignación local, a pesar del gran trabajo realizado, ante un equipo que demostró su superioridad a lo largo y ancho del tiempo reglamentario.