CULTURA | Patrimonio
Una estancia que hasta ahora no ha visto la luz en la villa romana del Mitra será objeto de una intervención arqueológica
Se espera que aporte nuevos descubrimientos de interés para el yacimiento arqueológico

José Moreno - Jueves, 25 de enero de 2018 (11:55:30)


Una estancia que hasta la fecha no había sido objeto de ninguna intervención y que queda por ver la luz, será la protagonista de una próxima excavación arqueológica con el deseo de aportar nuevos descubrimientos de posible interés para el yacimiento de la villa romana del Mitra. 

Imagen de archivo del yacimiento. (Foto: J. Moreno)
Esta se enmarcará en una serie de actuaciones que el Ayuntamiento de Cabra tiene previsto en próximas fechas realizar en aquel, bajo la supervisión científica de Antonio Moreno, director del Museo Arqueológico Municipal, al ser ya de titularidad municipal, tras la reciente compra a sus propietarios.



Así lo ha expresado el delegado municipal de Patrimonio y Cultura, José Luis Arrabal (PP), indicando que entre esas primeras acciones se encuentran el talado de algunas especies arbóreas, la limpieza del yacimiento y su vallado perimetral, tras lo cual se realizará la excavación en dicha estancia, con la esperanza puesta de ver qué depara esta para luego, desarrollar una intervención arqueológica de mayor envergadura.



Arrabal explicaba esta serie de acciones junto a Moreno, tras informar de que fueron un total de 9.457 visitantes, 1.453 más respecto al año anterior, los que durante el pasado 2017 visitaron el Museo Arqueológico Municipal y cuyo máximo se contabilizaron el pasado mes de diciembre con 1.171. Los visitantes procedían no solo de distintos puntos de la geografía española, sino también de Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Irlanda, Hungría, Ucrania, Bélgica, Suecia, Holanda, Estados Unidos, Colombia, Argentina, Ecuador y Australia. En el año 2016 se contabilizaron 8.004 visitas y en el 2015 un total de 10.064.



Por otro lado, presentaban la pieza del mes del Museo, en este caso un ladrillo de cerámica con crismón procedente de la Casilla de la Mora datado entre los siglos IV y VIII. Una pieza que formaba parte de la cubierta de una tumba de inhumación de una necrópolis rural ubicada al noroeste del casco urbano, en las inmediaciones de uno de los caminos antiguos hacia Córdoba. La pieza ha sido donada por Manuel Gómez Camacho, habitual colaborador del Museo Arqueológico Municipal.



Por la evidencia del crismón en este ladrillo, el anagrama más frecuente del nombre de Jesucristo en el que se utilizan las dos primeras letras del nombre de Cristo en griego, y también por la presencia en otros semejantes encontrados en la misma necrópolis apuntaba Moreno, se muestra que es un lugar de enterramiento de una comunidad cristiana, asentada en la antigua Egabro desde comienzos del siglo IV. 

Twitter: @CabraInformacio


Facebook: 
AQUÍ